Subtema II.b.3: Haga un análisis del por qué Venezuela se convirtió en un país rentista y no una nación en el marco natural del capitalismo marginal.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Subtema II.b.3: Haga un análisis del por qué Venezuela se convirtió en un país rentista y no una nación en el marco natural del capitalismo marginal.

Mensaje por r9ruben el Jue Abr 06, 2017 8:25 am

Haga un análisis del por qué Venezuela se convirtió en un país rentista y no una nación en el marco natural del capitalismo marginal.

Una economía rentista es aquella donde dicha forma del beneficio es predominante con respecto a otra basada en el desarrollo de las ganancias de productividad y, por esto, la acumulación es extensiva con base en un cambio tecnológico endógeno relativamente lento y baja productividad de los factores. Este es el caso venezolano, donde la renta petrolera representa una cortina de humo con respecto al rezago en la industrialización, en la competitividad, y aun en la producción de bienes salario.

Si por el lado de la oferta lo sobresaliente fue el cambio en las formas de propiedad, por el lado de la demanda repercutió en ella un cuantioso gasto social que no solamente amplió la base política de Chávez, sino que sacó a toda la economía de la crisis 2002-2003, y le permitió a distintos sectores empresariales, particularmente al bancario, obtener jugosos beneficios. Así, el modelo chavista parce ser duradero mientras no desciendan drásticamente los precios del petróleo, que fueron la fuente de financiamiento para que la demanda efectiva se amplíe en su base, gracias a una política social indemnizadora que ha beneficiado al presupuesto de las familias.

Numerosas referencias bibliográficas actuales han perfeccionado y desarrollado la teoría ricardiana de la renta: por ejemplo Buchanan et al. (1990); Tullock (2005) y
(2005b). Con este marco teórico, recordamos que entre los fines de la década 1930 y el fin de los 1970, el crecimiento del producto venezolano no fue escaso porque promedió 7% anual aunque basado, naturalmente, en la expansión de las exportaciones petroleras como fuente de financiamiento del mercado interno mediante del gasto público. La economía rentista se magnificó en los años 1960 cuando la guerrilla fue el reflujo de la dictadura de Pérez Jiménez, pero también cuando la renta petrolera ganó peso relativo dentro de la economía interna. Durante los 1970, los recursos financieros internacionales provocaron el síndrome holandés como evidencia de la rigidez de la oferta, propia de una economía improductiva con números rojos en las empresas públicas y descontrol del endeudamiento externo.

Más tarde este endeudamiento público fue controlado mediante la aplicación del ajuste estructural, aunque éste no haya superado la implementación de, solamente, sus primeras etapas. A partir de entonces y hasta el presente, el valor agregado por las manufacturas y la agricultura no ha experimentado un crecimiento substancial, lo cual sumado al crecimiento de las importaciones que veremos más adelante, nos permite deducir que la rigidez de la oferta, propia de una economía rentista y causante del síndrome holandés sigue vigente y, por lo tanto, el reciclaje de la economía compradora, aun cuando los muy altos precios del petróleo otorguen una formidable fuente de financiamiento para flexibilizar la misma oferta y hagan de cortina de humo con respecto a la necesidad de implementar reformas de eficiencia y eficacia.

En la actualidad, con los bajos precios del petróleo y una supuesta “guerra económica” el país se ha visto en una profunda crisis económica y social. No hubo un cambio o transformación del rentismo petrolero aprovechando los años de los precios altos del llamado “oro negro”, a una economía productiva para satisfacer las necesidades principales el país. Según las autoridades gubernamentales se pronostica que este 2017 será el primer año 100% productivo de la era post petrolera

r9ruben

Mensajes : 44
Fecha de inscripción : 29/09/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Subtema II.b.3: Haga un análisis del por qué Venezuela se convirtió en un país rentista y no una nación en el marco natural del capitalismo marginal.

Mensaje por CASANOVA el Jue Abr 06, 2017 9:04 am

Una economía rentista es aquella donde dicha forma del beneficio es predominante con respecto a otra basada en el desarrollo de las ganancias de productividad y, por esto, la acumulación es extensiva con base en un cambio tecnológico endógeno relativamente lento y baja productividad de los factores. Este es el caso venezolano, donde la renta petrolera representa una cortina de humo con respecto al rezago en la industrialización, en la competitividad, y aun en la producción de bienes salario.

Si por el lado de la oferta lo sobresaliente fue el cambio en las formas de propiedad, por el lado de la demanda repercutió en ella un cuantioso gasto social que no solamente amplió la base política de Chávez, sino que sacó a toda la economía de la crisis 2002-2003, y le permitió a distintos sectores empresariales, particularmente al bancario, obtener jugosos beneficios. Así, el modelo chavista parce ser duradero mientras no desciendan drásticamente los precios del petróleo, que fueron la fuente de financiamiento para que la demanda efectiva se amplíe en su base, gracias a una política social indemnizadora que ha beneficiado al presupuesto de las familias.

Numerosas referencias bibliográficas actuales han perfeccionado y desarrollado la teoría ricardiana de la renta: por ejemplo Buchanan et al. (1990); Tullock (2005) y
(2005b). Con este marco teórico, recordamos que entre los fines de la década 1930 y el fin de los 1970, el crecimiento del producto venezolano no fue escaso porque promedió 7% anual aunque basado, naturalmente, en la expansión de las exportaciones petroleras como fuente de financiamiento del mercado interno mediante del gasto público. La economía rentista se magnificó en los años 1960 cuando la guerrilla fue el reflujo de la dictadura de Pérez Jiménez, pero también cuando la renta petrolera ganó peso relativo dentro de la economía interna. Durante los 1970, los recursos financieros internacionales provocaron el síndrome holandés como evidencia de la rigidez de la oferta, propia de una economía improductiva con números rojos en las empresas públicas y descontrol del endeudamiento externo.

Más tarde este endeudamiento público fue controlado mediante la aplicación del ajuste estructural, aunque éste no haya superado la implementación de, solamente, sus primeras etapas. A partir de entonces y hasta el presente, el valor agregado por las manufacturas y la agricultura no ha experimentado un crecimiento substancial, lo cual sumado al crecimiento de las importaciones que veremos más adelante, nos permite deducir que la rigidez de la oferta, propia de una economía rentista y causante del síndrome holandés sigue vigente y, por lo tanto, el reciclaje de la economía compradora, aun cuando los muy altos precios del petróleo otorguen una formidable fuente de financiamiento para flexibilizar la misma oferta y hagan de cortina de humo con respecto a la necesidad de implementar reformas de eficiencia y eficacia.

En la actualidad, con los bajos precios del petróleo y una supuesta “guerra económica” el país se ha visto en una profunda crisis económica y social. No hubo un cambio o transformación del rentismo petrolero aprovechando los años de los precios altos del llamado “oro negro”, a una economía productiva para satisfacer las necesidades principales el país. Según las autoridades gubernamentales se pronostica que este 2017 será el primer año 100% productivo de la era post petrolera
avatar
CASANOVA

Mensajes : 56
Fecha de inscripción : 28/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.